Aceite de onagra para las mujeres

Aceite de onagra para las mujeres

El aceite de onagra tiene varios usos que pueden ser muy prácticos para las mujeres. En este artículo verás cuáles son los principales beneficios de este aceite con relación a la salud de las mujeres.
Si tienes alguno de los siguientes problemas, el aceite de onagra puede ser una excelente opción para ti.

Beneficios del aceite de onagra en la mujer

Cuando hay problemas para concebir:

Si quieres tener un hijo y aún no lo has logrado, algunos consejos saludables son: lleva los controles de tu ciclo menstrual, bebe agua en abundancia y sobre todo, toma el aceite de onagra durante todos los días previos a tu evolución Este ingrediente natural puede mejorar notablemente tu fertilidad y además te brinda los ácidos grasos que necesitas para llevar un embarazo completamente normal y saludable.

En los días del síndrome pre menstrual y cuando se presentan irregularidades con los ciclos:

Aunque no quieras un embarazo, el hecho de tomar el aceite de onagra durante las dos semanas anteriores a tu ovulación, alivia muchas de las anomalías hormonales que se producen durante los ciclos menstruales.
Además, si tienes periodos irregulares, el aceite de onagra te puede ayudar a normalizarlos.
Otra de las grandes ventajas de este aceite, es que permite el alivio de los dolores que se relacionan con la menstruación.

Durante el embarazo y la labor de parto:

Otra de las grandes ventajas del aceite de onagra, es que prepara la estructura corporal para los cambios que sufrirá durante el trabajo de parto. Cuando estés pasando las últimas dos semanas de tu periodo de gestación, se recomienda consumir dosis diarias de aceite de onagra.
Es importante que lo uses con precaución y que consultes antes si hay posibilidades de presentar reacciones alérgicas a sus compuestos.

Para la recuperación después de haber tenido un parto:

Se ha descubierto que la práctica de masajear los músculos del perineo con un poco de aceite de onagra varias veces al día, ayuda a cicatrizar las heridas o los cambios en los músculos que se producen durante el parto.
Es recomendable consumir el aceite de onagra durante los últimos días del embarazo y las primeras semanas después del parto para contrarrestar los altibajos hormonales que se producen durante estos cambios tan severos que sufre el cuerpo de la mujer.

Para la lactancia materna:

Otro de los usos del aceite de onagra que pueden beneficiar ampliamente a la mujer, es que cuando se empieza a amamantar a los bebés se pueden presentar heridas en los pechos y no se puede alimentar normalmente a los niños.
El uso del aceite de onagra ayuda a que el proceso de lactancia sea mucho más fácil de llevar para las madres y para los niños.

Durante la menopausia:

Dependiendo de los síntomas que se producen en cada mujer, las dosis de aceite de onagra que se recomiendan pueden variar. El aceite ayuda a regular las funciones corporales que se alteran durante este periodo y además permite controlar la acción de las hormonas que causan algunos de los síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *