Remedios caseros con aceite de coco

Los mejores Remedios caseros con aceite de coco

El uso del aceite de coco es cada vez más popular, pero no es en vano. Múltiples estudios con relación al uso de este elemento, revelan que sus propiedades pueden ser usadas en muchos aspectos de la vida cotidiana, ya sea en la cocina, la belleza o la salud.

En este artículo veremos algunos de los mejores remedios caseros en los que se utiliza el aceite de coco.

Remedios caseros con aceite de coco

Para fortalecer los dientes y curar los dolores:

Desde tiempos legendarios se ha usado el aceite de coco para disminuir los dientes sensibles y potenciar la salud de las encías. Este aceite tiene sustancias que ayudan a eliminar las bacterias que están presentes en la boca y que pueden ocasionar la pérdida de los dientes.

Toma un poco de aceite de coco, ponlo en tu dedo y masajea con él tus dientes y encías. Debes evitar las bebidas frías o calientes después de un par de horas.

Para tratar las quemaduras del sol:

Las propiedades inflamatorias del coco ayudan a refrescar la piel después de una exposición severa al sol, además es un excelente suavizante para la piel, lo que evita que después empiece a caerse.

El aceite de coco también tiene un filtro natural de protección solar.

Después del baño, aplica un poco de aceite de coco sobre las áreas que han sido afectadas por el sol.

Para las picaduras:

Aplicar un poco de aceite de coco sobre las picaduras de mosquitos y otros insectos, detiene la picazón y la sensación punzante pero además evita que se presenten infecciones en la zona.

Para usarlo, solamente toma un poco de aceite de coco, mézclalo con un poco de bicarbonato de sodio y aplica esta suave pasta en la picadura.

Para la piel reseca:

Como el aceite de coco tiene propiedades anti fúngicas, antibacteriales y antioxidantes, es posible mejorar la textura de la piel dañada y reseca. El aceite contiene una gran cantidad de vitaminas que nutren la piel y reducen la sensación de resequedad y picazón.

Toma un poco de aceite de coco y ponlo en un pañito o en una toalla. Masajea las zonas en las que la piel es reseca, especialmente las rodillas y los codos.

Para el cabello dañado y la caspa:

El aceite de coco sirve para fortalecer el cabello, mejorar su apariencia y su flexibilidad y además hidrata el cuero cabelludo, lo que permite evitar la caspa.

Toma un poco de aceite de coco y masajea tu cuerpo cabelludo con él. Déjalo actuar durante toda la noche y al día siguiente lávalo normalmente.

Para las bolsas en los ojos:

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, el aceite de coco permite eliminar las bolsas que se hacen en los párpados inferiores después de haber llorado o por la falta de sueño.

Solamente debes frotar un poco de aceite de coco en las áreas inflamadas y reducirá en unos minutos la hinchazón y las ojeras que te hacen ver poco saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *