Aceite de rosa de mosqueta

Aceite de rosa mosqueta: Introducción

La rosa mosqueta es una planta originaria de la región de los Andes y el aceite se extrae de sus semillas, pero también puede ser fabricado a partir de una planta llamada rosa canina que crece en diferentes regiones del mundo.

Composición del aceite de rosa mosqueta

La rosa mosqueta contiene una gran cantidad de provitamina A, vitamina C, beta carotenos, vitamina E, licopeno y tretinoína, un ácido que se transforma en vitamina A. 

Al igual que otros aceites vegetales, el aceite de rosa mosqueta contiene una gran cantidad de ácidos grasos esenciales, entre los que se destacan el ácido linolénico u omega 3 y el ácido linoleico u omega 6. 

El ácido que se convierte en vitamina A tiene la facultad de liberar encimas que estimulan la producción de colágeno y reducen la acción de los agentes que pueden afectar los tejidos que conforman la piel. 

Los antioxidantes, que también son parte fundamental en la composición de la rosa mosqueta, hacen que el cuerpo permanezca protegido y sea menos susceptible a factores ambientales adversos. 

Uso cosmético del Aceite de rosa mosqueta:

Los principales usos del Aceite de rosa mosqueta se dan en el campo de la estética. Por lo general se usa para mejorar las condiciones de  la piel o mejorar las afecciones que allí pueden presentarse. 

aceite de rosa mosqueta

aceite de rosa mosqueta

Uso medicinal del Aceite de rosa mosqueta:

Por lo general, el Aceite de rosa mosqueta se usa de manera tópica para realizar masajes que buscan aliviar condiciones como la artritis, los dolores en diferentes regiones de la espalda, los cálculos o rocas que se forman en los riñones o la vesícula, para las enfermedades degenerativas como la gota, para las úlceras, las infecciones en el tracto urinario y para el dolor en la ciática. 

Un masaje realizado con Aceite de rosa mosqueta puede favorecer la circulación de la sangre por todo el cuerpo y aliviar las inflamaciones en diferentes partes del cuerpo. 

Aceite de rosa mosqueta para la obesidad:

Una buena recomendación es mezclar el Aceite de rosa mosqueta con un poco de jugo de manzana. La acción conjunta de las propiedades de estos dos alimentos puede prevenir la concentración de sustancias dañinas en la sangre y favorece la expulsión de sustancias innecesarias para el cuerpo. 

Aceite de rosa mosqueta para la artritis reumatoide:

Otra de las condiciones que se pueden tratar con la rosa mosqueta, es la enfermedad de las articulaciones en la que se desgastan los cartílagos, la artritis reumatoide. El efecto de la rosa mosqueta es aliviar las inflamaciones y los dolores que se producen a causa de la degeneración de los tejidos.

Datos interesantes sobre el Aceite de rosa mosqueta para el tratamiento de la artrosis:

Las articulaciones se hidratan y recuperan su rango de movilidad gracias a la lubricación proporcionada por los ácidos omega 3, los antioxidantes y las vitaminas D y E. 

El Aceite de rosa mosquetas estimula la producción del líquido sinovial, una sustancia que se producen naturalmente en el cuerpo y que ayuda a mantener los cartílagos en óptimas condiciones y a recuperar los que se han deteriorado a causa del desgaste natural. 

El consumo prolongado y regular del Aceite de rosa mosqueta puede mejorar la calidad del sueño porque reduce la severidad de los síntomas que afectan a las personas que sufren de enfermedades articulatorias degenerativas como la osteoartritis. 

Las personas que optan por el consumo de Aceite de rosa mosqueta, requieren menos medicamentos para aliviar el dolor que las personas que no lo consumen. La rosa mosqueta reduce la inflamación, que es la condición que produce el dolor. 

La acción de la rosa mosqueta en el tratamiento de la artrosis u osteoartritis, tarda aproximadamente un mes en sus primeras manifestaciones. Después de las primeras tres semanas, se presenta un gran alivio de los síntomas de esta afección. 

El Aceite de rosa mosqueta puro se recomienda incluso por los profesionales de la salud y se usa para aliviar los dolores de las articulaciones de las rodillas, las caderas, la espalda baja, las manos y los pies.  

El Aceite de rosa mosqueta reduce la acumulación de las células que se acumulan en las articulaciones y que les impiden tener la movilidad necesaria. 

El consumo de Aceite de rosa mosqueta se recomienda especialmente en las personas que tienen más de 40 años de edad, que es el momento en que se empieza a hacer evidente el deterioro de las articulaciones. 

El Aceite de rosa mosqueta puede reducir el dolor provocado por las enfermedades articulares en aproximadamente un 90%. Aunque no remedia las causas, es un gran elemento para hacer que los síntomas sean mucho menos debilitantes y reducen el impacto sobre la calidad de vida de las personas que las sufren. 

Otros usos medicinales del Aceite de rosa mosqueta:

  • Para tratar los espasmos estomacales y la deficiencia de los ácidos.
  • Es utilizado para contrarrestar enfermedades digestivas como la diarrea, el estreñimiento.
  • Reduce los niveles de colesterol malo dentro del organismo.
  • Es útil en el proceso de pérdida de peso y puede prevenir la obesidad.
  • Puede ser una ayuda efectiva en la reducción de los niveles en la sangre cuando se presenta la diabetes.
  • Controla enfermedades circulatorias como la hipertensión; mejora el flujo de la sangre hacia las extremidades.
  • Se puede usar para prevenir y tratar los resfriados y sus síntomas más comunes.
  • Regula el ingreso al cuerpo de agentes dañinos como virus y bacterias, ayuda al sistema inmunológico y previene las infecciones y la fiebre.

Otros beneficios del Aceite de rosa mosqueta

Al mejorar la respuesta del sistema inmunológico, se mejora también el nivel de motivación y de energía. Al estimular la producción de neurotransmisores, la sensación de bienestar aumenta y reduce el estrés. 

Recomendaciones para el uso del Aceite de rosa mosqueta:

Este aceite puede descomponerse fácilmente, así que se recomienda mezclarlo con cápsulas de vitamina E para que su duración sea prolongada. 

Lo ideal es aplicarlo por lo menos dos veces al día para que los efectos se puedan apreciar en mucho menos tiempo. 

Es importante tener en cuenta que el Aceite de rosa mosqueta no contiene ningún tipo de filtro solar natural, así que es importante que después de aplicarlo se utilice un protector solar efectivo. 

No es recomendable aplicarlo directamente sobre zonas que están infectadas o heridas abiertas que se producen en condiciones como el acné severo. 

Propiedades del aceite de rosa mosqueta para la piel:

El uso de este aceite es una tradición milenaria que data de la época de los egipcios y otras civilizaciones antiguas que lo usaban debido a todas las propiedades medicinales que contiene y hasta hoy es una tradición que se mantiene y que se ha popularizado en la industria de los cosméticos y la belleza. 

Es  un aceite con consistencia poco grasosa

Una de las principales ventajas del uso del Aceite de rosa mosqueta para la piel, es que no dejará una textura o un aspecto grasoso en el rostro. El Aceite de rosa mosqueta es bastante ligero y es fácilmente absorbido por las células de la piel. 

Contiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes

Gracias a las vitaminas que contiene, el Aceite de rosa mosqueta protege la piel de los factores ambientales adversos que pueden llegar a dañar las células. Se recomienda usarse junto con las cremas y las lociones que se utilizan diariamente para potenciar sus efectos. 

Es útil en el tratamiento de las enfermedades de la piel

Gracias a su enorme concentración de ácidos grasos esenciales para el cuerpo, la rosa mosqueta es ideal para aliviar condiciones como la resequedad y la picazón que se producen cuando hay afecciones como el eczema, el acné o la psoriasis. 

Es ideal para las personas que tienen pieles sensibles a diferentes sustancias porque sus componentes son poco agresivos con la piel. 

Contiene agentes rejuvenecedores

Una de las grandes ventajas del Aceite de rosa mosqueta, es que debido a su contenido de vitamina C y licopeno, es un excelente medio para reparar los tejidos y las células de la piel. Además, permite que se recupere la elasticidad de la piel y que se hagan menos notorias las líneas de expresión que aparecen como consecuencia del proceso de envejecimiento. 

Previene la pérdida o el exceso de pigmentación

Los antioxidantes que están presentes en el Aceite de rosa mosqueta se encargan de combatir los radicales libres que causan el deterioro de la piel y diferentes variaciones de cáncer.  Con este aceite podrás mejorar la textura y normalizar la acción de los melanocitos, que son las células encargadas de darle el color a tu piel. 

Otra de las grandes ventajas de la rosa mosqueta es que se puede usar en el tratamiento de la rosácea, que es una condición en la que ciertas partes de la piel, especialmente del rostro, toman una coloración rojiza que no es igual a la del resto de la piel. 

Para reducir la notoriedad de las cicatrices:

Gracias a los ácidos grasos esenciales que pueden encontrarse en el Aceite de rosa mosqueta, la piel se regenera con mucha más facilidad y rapidez. La rosa mosqueta también tiene un efecto emoliente que hace que la piel se repare, que sea más flexible y que los nutrientes puedan pasar con más facilidad a través de las células que la conforman. 

Alivia la resequedad

La rosa mosqueta contiene agentes hidratantes que combaten la resequedad de la piel y ayudan a retener por más tiempo las sustancias positivas que ingieres a través de los alimentos o que aplicas en tu piel en forma de cremas o lociones. 

Mejora la habilidad de los tejidos para reconstruirse:

El Aceite de rosa mosqueta se puede aplicar en las heridas que ya no están abiertas para lograr que las células se multipliquen y se reconstruyan efectivamente. Cuando se aplica sobre una herida, con el paso del tiempo se logrará una apariencia mucho más estética. 

Posibles efectos secundarios del Aceite de rosa mosqueta

Por lo general, no hay ningún efecto secundario relacionado con el consumo del aceite de la rosa mosqueta, sin embargo, en algunos organismos se pueden producir síntomas como las náuseas, acidez estomacal, dolores de estomago, cansancio, dolores de cabeza, ausencia de sueño y en algunos casos, reacciones alérgicas cuando se usa de manera tópica. 

Precauciones de uso: 

Es importante consultar las posibles interacciones de la rosa mosqueta, en especial durante el embarazo y el periodo de lactancia. 

Las personas que tienen una deficiente producción de glucosa deben tener ciertas precauciones con el uso de la rosa mosqueta. Debido a la alta concentración de vitamina C, se pueden presentar complicaciones. 

¿Cómo fabricar el aceite de rosa mosqueta?

Lo primero que se debe hacer es colectar o comprar semillas de rosa mosqueta, que pueden estar frescas o haber sido deshidratadas previamente. Por lo general es un poco difícil conseguir estos frutos frescos, pero es importante verificar que las semillas no hayan sido tratadas utilizando químicos fuertes que pueden alterar sus propiedades. 

Elige un aceite vegetal puro, de preferencia uno que sea poco espeso como el aceite de almendras, que, combinado con la rosa mosqueta puede brindarte enormes beneficios. 

Luego de haber elegido las semillas, debes eliminar las pieles o cortezas y dejar solamente las semillas para mezclarlas con el aceite que has elegido. Luego ponlos en un recipiente y hiérvelos a fuego bajo durante por lo menos 8 horas. 

Una alternativa al proceso anterior, es poner los dos ingredientes en un recipiente y dejarlos reposar por lo menos durante 3 semanas en un lugar en donde reciba calor y ventilación; lo importante si eliges este método es que uses las semillas que han sido deshidratadas para evitar que se pudran. 

Cuando haya pasado el tiempo que se ha indicado, se debe filtrar el aceite para separarlo de las semillas con la ayuda de un pañito o una toallita suave. Extrae todo el aceite de las semillas y puedes desecharlas. 

Cuando tengas el aceite, es recomendable almacenarlo en un recipiente oscuro.

¿Dónde comprar Aceite de Rosa Mosqueta?

Como todo, si en tu ciudad de residencia hay alguna tienda de confianza y que además te pueda asesorar, esa es la opción. El inconveniente es que los precios serán más caros como norma general y te tendrás que conformar con la marca que ellos trabajen.
En Amazon puedes comprar a mejor precio y tienes una variedad de marcas que puedes ir probando aunque la mayoría son aceites o también cápsulas 100% certificados.
Os dejamos varias opciones y nos decantamos por el formato de 1 litro, que a la larga es el más económico.

Quizás te interese más información sobre:
Beneficios del aceite de rosa de mosqueta.

Un pensamiento en “Aceite de rosa de mosqueta

  1. Me interesa el uso del aceite de rosa mosqueta para el tratamiento de la artrosis. No queda claro en la nota si el mismo es el aceite tópico o el aceite comestible.
    Quería saber asimismo si pueden informarme si el té de rosa mosquea cumple con las mismas funciones beneficiosas para el tratamiento de la artrosisi.

    Gracias por su atención. Muy interesante su nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *